14 de Junio de 2006
FRUSTRADA ENTREGA DE PETITORIO

Los chicos que quieren un lugar para jugar

Ausencia Aunque en el acto no se hicieron presentes las autoridades municipales, actuaron las murgas Chaquito y Playa Norte.. 

Pensando principalmente en los niños del barrio, los vecinos de Playa Norte y la Asociación Manzanas Solidarias piden a la Municipalidad la construcción de una plaza.

DE LA REDACCIÓN DE EL LITORAL

El acto estaba previsto primero para el sábado 3 de junio, pero llovió y fue imposible hacerlo por las calles de tierra y porque la idea era realizarlo al aire libre: chicos y grandes, los murgueros y sus instrumentos y alguna autoridad municipal para hacer entrega del petitorio de construcción de una plaza. Por ese motivo, se postergó una semana y todo se preparó para el sábado siguiente pero no hubo a quién darle lo escrito y firmado por los vecinos del barrio Playa Norte y la Asociación Civil Manzanas Solidarias. Esta semana lo van a acercar al Palacio Municipal, allí fundamentan el derecho fundamental de un lugar para jugar.

El sábado al mediodía se respiraba ansiedad en el norte de la ciudad, por Riobamba al 8400, por parte de los vecinos y en especial de los chicos de las murgas de Chaquito y Playa Norte. Lo habían hablado muchas veces en los distintos espacios de aprendizaje y recreación que generan las Manzanas Solidarias (informática, periodismo, murga, huerta, apoyo escolar, manualidades, juegos): los chicos plantearon sus necesidades: un lugar para jugar, compartir, organizar actividades, proyectar emprendimientos, etc. Los padres también se acercaron y se sumaron a la propuesta. La idea es un lugar de encuentro, que hasta puede servir para unir a los barrios de la zona.

PEDIDO

El petitorio está dirigido al secretario de Planeamiento y Patrimonio Cultural, Arq. Gustavo Giovando, y dice: "Es muy fácil de fundamentar el porqué de este pedido. Empezando por los más chicos, cientos de ellos viven en esta zona, y creemos que es un derecho fundamental que tengan un lugar para jugar, un espacio donde puedan participar de espectáculos al aire libre, o simplemente compartir aventuras en un período de la vida que entre los más pobres se pasa muy rápidamente. Desde los más jóvenes, un lugar donde matear y reunirse. Desde los adultos, un sitio que en algún momento pueda servir para mostrar los trabajos artesanales, ofrecer productos o intercambiarlos. Desde los ancianos, un lugar de descanso y encuentro.

"Muchas de nuestras familias hace más de treinta años que habitan en este barrio, corridos por la miseria de algunas zonas del interior de la provincia o provenientes de otras limítrofes. Un barrio que fue creciendo acompañando la crisis del país y que muchas veces fue demonizado y caratulado como peligroso. Pero en nuestro barrio, Sr. Giovando, la mayor cantidad de habitantes está constituida por niños y es pensando fundamentalmente en ellos que estamos haciendo esta solicitud".

Por último, invitan al funcionario a recorrer los sitios posibles para la futura construcción de la plaza.